• Mar. May 21st, 2024

Destacado Otorrinolaringólogo se despidió del Servicio Público

May 2, 2024

Tras 47 años de trayectoria se despidió del Servicio Público el destacado
Otorrinolaringólogo, Carlos Hernández Aravena.


Trayectoria:
Inició sus estudios como médico cirujano en la Universidad de Concepción entre los años
1968 al año 1977, destaca que fueron tiempos difíciles que no tuvo ceremonia de graduación.
El año 1978 trabajó como médico general de zona en Lota durante cinco años de los cuales
fue director del Hospital de dicha localidad, un año después lo trasladaron a Curanilahue
como médico director dos años de ahí realizó la formación en la especialidad de
Otorrinolaringología en el Hospital del Salvador en Santiago tres años.
El especialista señala que la palabra Otorrinolaringología significa oto: oídos, rino: nariz y
laringología: nariz, laringe y cuello.

Proveniente de la región de Ñuble el doctor Hernández ingresa al staff del Hospital del
Salvador en Santiago, posteriormente entre los años 1989 al 1999 se traslada a la ciudad de
Punta Arenas y luego al Hospital Base de Valdivia lugar donde cumple 25 años de labor en
el Servicio Público.

¿Por qué escogió esta especialidad?
El Otorrinolaringólogo señala que básicamente como médico general le tocó realizar
demasiados turnos de noche (dos o tres durante la semana) en el Hospital de Lota alto y bajo
durante seis años. Agrega dormía muy poco y al otro día continuaba trabajando «no es que al
otro día quedaba libre del turno continuaba trabajando y la verdad me cansé mucho».
«Elegí esta especialidad porque me gustaba y no tenía esos turnos agotadores, necesitaba
estar tranquilo por lo menos un fin de semana para estar con mi familia, mi esposa, mis hijas,
dos de las cuales son médicos, mi casa».
«Existían varias alternativas no era la única elección pero elegí la Otorrinolaringología».
El otorrino agregó que continuará ejerciendo su profesión en su consulta particular y unas
horas en el Centro Médico Militar.

Reconocimiento a su labor:
En honor al doctor Hernández se realizó una ceremonia en reconocimiento a su labor a los
47 años en el Servicio Público.
El médico mencionó que más que una ceremonia fue una fiesta de despedida en la que
asistieron sus pares, colegas otorrinos del Hospital y todo el personal del Servicio de otorrinos
la que se realizó en el Club de Golf donde además acudieron médicos, personal y
paramédicos, ayuda médica de la Clínica Alemana y de la Clínica Costanera y gente que lo
conocía con los cuales de alguna u otra forma habían trabajado juntos y colaboradores.
Agrega que fue una fiesta muy linda donde se contaron anécdotas, de jolgorio y alegría.
Finalmente dijo: «Me voy muy contento y agradecido de esta instancia de despedida de estos
47 años sirviendo al Servicio Público. Me voy feliz y contento de haber terminado una etapa
más de mi vida». Destacó el doctor Carlos Hernández Aravena.

close